¿Conocemos la diferencia entre un frigorífico convencional y uno No Frost?

Desde hace algunos años hablamos de frigoríficos, neveras y congeladoras  No Frost, pero ¿Qué significa realmente esto? ¿Cuál es la diferencia con tu antiguo frigorífico?
A continuación te damos la explicación.

Existen dos tecnologías de frío para almacenamiento y conservación de los alimentos: el No Frost, y el Convenciona llamado Frost o Frío Directo.  El sistema No Frost se compone de un motor que enfría el congelador y de un ventilador que reparte el aire de forma homogénea. Este sistema no genera escarcha porque la humedad no No Frost fullse condensa. Además proporciona una mayor calidad de congelación, conserva mejor el sabor y las propiedades nutritivas de los alimentos. Sólo debes preocuparte de guardarlos en recipientes bien cerrados para no deshidratarlos por el frío seco emitido.

La tecnología No Frost refrigera y distribuye el aire frío más rápidamente en el interior. Esto se debe gracias a las múltiples salidas de aire que permiten controlar el grado de humedad, y evitar que se acumule la escarcha sobre las paredes o los alimentos. Una de las grandes ventajas que aporta es que no requiere la descongelación periódica de ningún compartimento.

A diferencia de lo anterior, el sistema Convencional, Frost o de Frío Directo utiliza una placa generadora de frío en el congelador y otra en el refrigerador. Con esto se logra las diferentes temperaturas que cada uno requiere. Este tipo de congelador genera escarcha, lo que obliga a su descongelamiento periódico. Frigo No FrostEsto supone un mayor trabajo doméstico y mucho gasto de energía.

Con la tecnología No Frost los aparatos (neveras, frigoríficos, congeladores) consumen menos. Eso se demuestra en la etiqueta de eficiencia energética. Busca el logo A, A+ y A++ y comprueba el ahorro.

Entonces, ¿cuál es mejor?

Como en todo, cada tecnología tiene ventajas y desventajas. Si vives en una zona con altas temperaturas o mucha humedad, no tendrás problemas con que se resequen los alimentos. Por eso te conviene un frigorífico No Frost en los dos recintos. Si vives en una zona con temperaturas no excesivamente altas o no mucha humedad, te conviene un frigorífico No Frost sólo en el congelador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *